CIBERES pone en marcha un nuevo programa de investigación en hipertensión pulmonar

Joan Albert Barberà, coordinador del PCI de Hipertensión Pulmonar del CIBERES
martes, 24 de febrero de 2015

El CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) ha puesto en marcha un Programa Corporativo de Investigación (PCI) sobre hipertensión pulmonar con el objetivo de identificar marcadores que ayuden en el diagnóstico y encontrar nuevas terapias.

"Entre los objetivos concretos que se quieren alcanzar, se encuentra la identificación de nuevos biomarcadores y dianas terapéuticas, la utilización de las nuevas técnicas de imagen para el diagnóstico precoz, la evaluación del papel de los cambios epigenéticos y la investigación en enfoques farmacológicos innovadores dirigidos a nuevas vías de señalización", enumera Joan Albert Barberà, coordinador de este PCI e investigador del Hospital Clínic de Barcelona y del CIBERES.

En el PCI de hipertensión pulmonar, participan 16 grupos de investigación del CIBERES, pertenecientes a siete institutos de investigación sanitaria, cuatro departamentos universitarios, cuatro hospitales universitarios y el centro nacional de investigaciones cardiovasculares.

Este nuevo PCI del CIBERES colaborará también con el Registro REHAP, el Registro REHIPED y la Red de Investigación Cardiovascular; a nivel internacional con investigadores del Reino Unido, Estados Unidos, Austria, Países Bajos y Alemania; y con asociaciones de pacientes como la Fundación Contra la Hipertensión Pulmonar.

Sobre la hipertensión pulmonar

La hipertensión pulmonar viene definida por el aumento anómalo de la presión sanguínea en las arterias pulmonares. De no ser tratada, la enfermedad causa insuficiencia cardíaca derecha y, eventualmente, la muerte.

La hipertensión pulmonar se produce en enfermedades que afectan primariamente las arterias pulmonares, como la hipertensión arterial pulmonar (HAP), como consecuencia de la trombosis de dichas arterias, o bien desarrollarse en el contexto de otras enfermedades respiratorias o cardiacas crónicas.

Este nuevo programa investigará en distintas formas de hipertensión pulmonar como la hipertensión arterial pulmonar (HAP), la hipertensión pulmonar asociada a enfermedades respiratorias y la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica.

La HAP y la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica, son efermedades de baja prevalencia, 27 y 9 casos por millón de población, respectivamente, que entran dentro del concepto de enfermedad rara, pero son las que tienen peor pronóstico y requieren un proceso diagnóstico y tratamiento más intensivos.

La hipertensión pulmonar también se presenta en enfermedades respiratorias crónicas, como la EPOC o la fibrosis pulmonar, pudiendo afectar hasta el 30-50% de los pacientes, especialmente aquellos con enfermedad avanzada, empeorando su pronóstico.

BOE Emplea 2015