Infecciones bajo sospecha genética

Jordi Rello, jefe de grupo del CIBERES
Xavier Pujol Gebellí / Excelenciencia | miércoles, 4 de febrero de 2015

La llamada neumonía comunitaria, aquella que se contrae en la calle debida generalmente a la infección por bacterias y virus, desemboca en muchos más casos que los deseados en sepsis, cuya gravedad obliga a menudo a la hospitalización del enfermo. Pese a los avances terapéuticos implementados en las últimas dos décadas, la enfermedad sigue progresando en un alto porcentaje. La sospecha de que factores genéticos influyen en su progreso se ha confirmado ahora tras un estudio de asociación genómica cuya parte española ha sido liderada por el Hospital Vall d’Hebron - y el CIBERES-. El estudio se ha publicado recientemente en The Lancet.

Una bacteria del amplio grupo de los neumococos o un virus como el de la gripe, son las causas más comunes, aunque no las únicas, que suelen conducir a una neumonía. Los microorganismos alcanzan los pulmones produciendo una respuesta inflamatoria que puede llegar a requerir hospitalización en los casos más graves. De estos últimos, un porcentaje considerado "muy alto" por los especialistas, exige tratamientos agresivos para evitar un desenlace fatal que, pese a todo, sigue siendo importante, incluso en los países con sistemas sanitarios avanzados. "En ningún país del mundo se está logrando reducir los actuales índices de mortalidad", lamenta Jordi Rello, jefe de Servicio de la UCI del Hospital Vall d'Hebron en Barcelona...

Ver noticia completa