Determinan la función pulmonar y características radiológicas en supervivientes de COVID-19 crítico

Grupo del CIBERES coordinado por Ferran Barbé en el Hospital Arnau de Vilanova, Lleida
CIBER | jueves, 11 de marzo de 2021

Un estudio publicado en Chest y coordinado por Ferran Barbé,  jefe de grupo del CIBERES en el Hospital Arnau de Vilanova, concluyó que las anomalías pulmonares estructurales y el deterioro funcional son altamente prevalentes en los pacientes sobrevivientes de la UCI con síndrome de distrés respiratorio agudo (ARDS por sus siglas en inglés) secundario a COVID-19 tres meses después del alta hospitalaria. "Se debería por tanto considerar la evaluación pulmonar para todos los supervivientes de los ingresos en UCI por COVID-19 tres meses después del alta" asegura el Dr. Barbé.

COVID-19 y ARS

Más del 20% de los pacientes hospitalizados con COVID-19 desarrollan ARDS requiriendo ingreso en unidades de cuidados intensivos. Las secuelas a largo plazo que presentarán los pacientes supervivientes a su paso por la UCI aún no están claras.

El artículo se centra en responder la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las principales secuelas pulmonares a largo plazo de los supervivientes de la COVID-19 que han pasado por las UCI?

Para dar respuesta al presente estudio, cuya primera autora es Jessica  González, investigadora del Hospital Arnau de Vilanova, se reclutaron pacientes con COVID-19 que requirieron ingreso en la UCI y se les evaluó tres meses después de su alta hospitalaria. El seguimiento incluyó cuestionarios de síntomas y calidad de vida, ansiedad y depresión, pruebas de función pulmonar, prueba de esfuerzo (prueba de marcha de 6 minutos (6MWT)) y tomografía computarizada de tórax (CT).

En total participaron 125 pacientes de ingresados en UCI con ARDS secundario a COVID-19 entre marzo y junio de 2020. En el seguimiento de tres meses, 62  de los pacientes estuvieron disponibles para evaluación pulmonar.

Los síntomas más frecuentes que se encontraron en este seguimiento fueron: disnea (46,7%) y tos (34,4%). El 82% de los pacientes mostró una capacidad de difusión pulmonar de menos del 80%. La mediana en la 6MWT fue de 400 (362; 440) metros. La CT fue anormal en el 70,2% de los pacientes, mostrando lesiones reticulares en el 49,1% y patrones fibróticos en el 21,1%. Los pacientes con alteraciones más graves en la CT de tórax mostraron peor función pulmonar y presentaron más grados de desaturación en la PM6M. Los factores asociados con la gravedad del daño pulmonar en la CT de tórax fueron la edad y la duración de la ventilación mecánica invasiva durante la estancia en la UCI.

CIBERESUCICOVID

El trabajo forma parte del estudio CIBERESUCICOVID, liderado por el investigador Antoni Torres, jefe de grupo del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) en el Hospital Clínico de Barcelona, que determinará los factores de riesgo y pronóstico de los pacientes infectados por COVID- 19 que ingresan en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) españolas desde que se inició la pandemia en España hasta que esta finalice. El estudio es posible gracias a la ayuda del Fondo COVID-19 concedidas por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).  Más información

Referencia del artículo

Pulmonary Function and Radiological Features in Suvivors of Critical COVID-19: A ·-Month Prospective Cohort.

https://journal.chestnet.org/article/S0012-3692(21)00464-5/fulltext