Describen tres fenotipos cognitivos un mes después del alta de UCI en pacientes críticos que han recibido ventilación mecánica

En la pantalla del ordenador se pueden apreciar los distintos fenotiopos cognitivos
CIBER | viernes, 13 de noviembre de 2020

En un estudio reciente, publicado en la revista Critical Care, investigadores del CIBERES han caracterizado distintos perfiles cognitivos un mes tras el alta de UCI en pacientes críticos que habían recibido ventilación mecánica. El trabajo surge en el marco de colaboración de un equipo pluridisciplinar integrado por neuropsicólogos, especialistas en Medicina Intensiva e investigadores biomédicos del Institut d’Investigació i Innovació Parc Taulí - I3PT y se ha realizado en pacientes hospitalizados en la UCI del Hospital Universitario Parc Taulí (Sabadell) y de la Fundació Althaia (Manresa).

El principal objetivo del estudio fue identificar los fenotipos cognitivos en los supervivientes al mes del alta de la UCI utilizando un método de machine learning no supervisado (K-means clustering algorithm), y contrastarlos con el enfoque clásico que se limita a evaluar la existencia o ausencia de deterioro cognitivo. Con fines descriptivos, también se exploraron los factores precipitantes y predisponentes para el deterioro cognitivo en estos pacientes.

Ventilación mecánica en UCI durante 24h

Los investigadores estudiaron de forma prospectiva una cohorte de 156 pacientes críticos adultos, que habían recibido ventilación mecánica por más de 24 h durante su estancia en UCI, descartando aquellos con evidencia de alteraciones cognitivas o demencia previas. Además de las variables demográficas al ingreso en UCI se evaluaron indicadores de gravedad (APACHE II) y de comorbilidad (Charlson) y se estimó la reserva cognitiva. De manera secuencial a lo largo de la estancia en UCI se registraron el nivel de conciencia (RASS: Richmond Agitation Sedation Scale), la presencia de delirium (CAM-ICU: Confusion Assessment Method for the ICU) y la evolución del índice de fracaso multiorgánico (SOFA: Sequential Organ Failure Assessment). Finalmente se computaron los días de ventilación mecánica y de estancia en la UCI y en el hospital. Un mes tras el alta de UCI, en 100 pacientes se realizó una evaluación neuropsicológica completa y exhaustiva de entre 45 y 60 minutos de duración, en la que se exploraron seis dominios cognitivos: atención, aprendizaje y almacenamiento de la memoria, recuperación de la memoria, velocidad de procesamiento, memoria de trabajo y función ejecutiva.

3 diferentes fenotipos cognitivos

En base a estas variables K-means identificó 3 diferentes fenotipos cognitivos en los pacientes al mes del alta de UCI. El primer grupo K1 (n = 13) se caracterizaba por un deterioro cognitivo grave en la velocidad de procesamiento (92%) y la función ejecutiva (85%), en el grupo K2 (n = 33), los pacientes presentaban déficit moderado a grave en el aprendizaje y almacenamiento de la memoria (55%), recuperación de la memoria (67%), velocidad de procesamiento (36.4%) y función ejecutiva (33.3%), mientras que en el grupo K3 (n = 46) el 89% de los pacientes presentaban un perfil cognitivo normal. Además, aplicando el enfoque clásico se observó un declive cognitivo de moderado a grave en el 47% de los pacientes, y el método K-means clasificó de manera precisa al 85,9% de los participantes.

Los autores constataron que el novedoso enfoque de análisis por el método de K-means, basado en machine learning no supervisado, mejoró la clasificación de deterioro cognitivo clásica, al identificar de manera cuantitativa tres diferentes patrones cognitivos entre los supervivientes de la UCI. Además, aun teniendo en cuenta la naturaleza exploratoria del análisis, los autores señalan la importancia que podrían jugar otros factores como el sexo femenino, la edad avanzada y la baja reserva cognitiva, en la predisposición al deterioro cognitivo grave en estos pacientes. Los autores concluyen que la enfermedad crítica y su manejo clínico, junto con las características predisponentes de cada paciente, podrían ser desencadenantes de la disfunción cerebral observada en fases tempranas tras el alta de la UCI en los pacientes que reciben ventilación mecánica.

Principales conclusiones

"Estos hallazgos pueden servir como punto de partida para futuras investigaciones que exploren la vulnerabilidad al desarrollo de alteraciones asociada a los factores descritos. De particular interés es el seguimiento en el tiempo de la evolución de las secuelas cognitivas en los dos fenotipos que presentaron deterioro cognitivo. Conocer si éstos pacientes (K1 y K2) resuelven o mantienen el déficit cognitivo podría aclarar la contribución de los factores predisponentes en el declive cognitivo a largo plazo en los supervivientes de la UCI y sus mecanismos. Determinar cómo los cambios cerebrales asociados con el envejecimiento en ambos sexos pueden verse afectados por una enfermedad crítica, y cómo la reserva cognitiva puede disminuir este impacto, también merece una mayor investigación", asegura Lluis Blanch coordinador de la investigación.

Referencia del estudio

Cognitive phenotypes 1 month after ICU discharge in mechanically ventilated patients: a prospective observational cohort study

https://doi.org/10.1186/s13054-020-03334-2